viernes, 17 de agosto de 2012

Requisitos para habilitar un negocio

Muchas personas buscan locales u oficinas comerciales para ejercer un trabajo específico, un negocio concreto. Pero no todos los inmuebles pueden ser destinados a todos los rubros.
En Capital Federal hay varias cosas a tener en cuenta antes de elegir el lugar físico para empezar un negocio. A continuación se enumeran las básicas:

Zonificación: Es el distrito donde se encuentra la propiedad. Se puede consultar en el Código de Planeamiento Urbano (CPU). Las Zonificaciones permiten una amplia cantidad de rubros, pero también pueden prohibir o restringir a cierto tamaño del inmueble. Ésta información es de acceso público, y cada persona puede consultar desde internet.
Reglamento de Co-Propiedad: En caso que el negocio a desarrollar sea dentro de un edificio de propiedad horizontal, se necesita el reglamento que regula la actividad. Puede restringir ciertos rubros. Es necesario una fotocopia del mismo para poder habilitar el negocio.
Sellado de Contrato (sólo en caso de inquilinos): Es el impuesto que se paga al Gobierno de la Ciudad. El valor del mismo es de 0,5% del monto total de contrato. Se paga en un Banco Ciudad dentro de los 15 días de firmado el contrato. Se completa en internet por medio de Clave Ciudad del inquilino, se cargan los datos del contrato, y se imprime una boleta.
Contrato certificado (sólo en caso de inquilinos): Todos los contratos comerciales deben tener la Certificación de Firmas por Escribano Público. Es necesario para realizar la habilitación. El costo de la certificación varía según el escribano. Se certifican las firmas de los inquilinos y propietarios.
Inscripción AFIP: Es necesario estar inscripto en Monotributo, Autónomo ó IVA según la categoría de la persona/empresa que habilite el comercio, taller, industria, etc..

Toda la documentación: Contrato de locación certificado, Boleta de Sellado de Contrato, fotocopia de Reglamento de Co-Propiedad, Inscripción AFIP, es entregada a un Gestos que comienza a realizar los trámites para la habilitación del negocio. Éste corrobora que el espacio es el correcto, las medidas, ventilaciones, etc., y comienza el trámite frente al Gobierno de la Ciudad. Luego entrega al solicitante una habilitación provisoria sujeta a la visita de un inspector. Terminado eso, la habilitación se termina al cabo de un tiempo y se retira.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario